GRUPO ILIMITED

AALTAIR HACE POSIBLE LA REINAUGURACIÓN POR TODO LO ALTO DE LA PLAZA DIEGO IBARRA EN CARACAS (VENEZUELA)

06/julio/2011


Tal y como estaba previsto, el martes 5 de julio fue reinaugurada la Plaza Diego Ibarra, a las 6 de la tarde, hora local, con un Gran Concierto Bicentenario en el que participó 1500 músicos de la Sinfónica de la Juventud Venezolana “Simón Bolívar” y el Coro Sinfónico Juvenil de Venezuela, dirigidos por el maestro Gustavo Dudamel. Este hecho fue posible gracias al trabajo conjunto de la Alcaldía de Caracas, a través de la Fundación para Protección y Defensa del Patrimonio Cultural (Fundapatrimonio) y las constructoras Aaltair y Pafar.


 

banner 02

Este importante paseo urbano, de más de 18 mil metros cuadrados, ahora une tres importantes plazas del Casco Histórico de Caracas. Por la parte delantera con la Plaza Caracas de las torres de El Silencio, por la parte posterior con la Plaza La Justicia, a través de un puente que ya está diseñado y con el bulevar Simón Bolívar.

 

Al acto de inauguración, asistieron personalidades como el vicepresidente de la República, Elías Jaua; el Canciller, Nicolás Maduro; la jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jaqueline Farías; el Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez; Ministros y Ministras del Gabinete Ejecutivo; Cancilleres y Agregados Diplomáticos de países Latinoamericanos y el Presidente de Bolivia, Evo Morales.

 

En enero pasado se cumplieron tres años de haberse anunciado el proceso de recuperación de esta estructura que data de 1967. Permanecía cerrada y no se veía el avance de las obras hasta hace aproximadamente dos meses, cuando se apreció que se empezó a trabajar a toda prisa con aproximadamente 200 trabajadores bajo la dirección de Aaltair y Pafar, para tenerla lista el 5 de julio, día de la firma de la Declaración de la Independencia de Venezuela.




LA AGUJA DE CARACAS

 

La nueva estructura de la plaza, incluye una escultura de 22 metros de alto con un peso de tres toneladas 600 kilos, denominada “La Aguja de Caracas”; pieza que fue concebida por el artista plástico Alfredo Ramírez, en coordinación con la Alcaldía de Caracas a través de Fundapatrimonio. La escultura está elaborada en acero inoxidable con la intención que pueda perdurar en el tiempo y según su creador contiene muchos elementos tropicales.

Situada sobre la fuente construida por Aaltair y que dio mucho que hablar para los asistentes al acto de reinauguración, pues la fuente posee un mecanismo que puede llegar a mostrar hasta 80.000 combinaciones entre juegos hidráulicos y efectos de luces al son de la música.

 

En el acto y bajo los acordes de la canción VENEZUELA, se activó la gran Fuente de la Plaza y su escultura se iluminó con el tricolor Patrio, teniendo de fondo las legendarias torres de El Silencio, que alguna vez fueron el principal ícono de Caracas, ofreciendo un atractivo visual a los más de 5000 asistentes.

Los trabajos realizados en la Plaza Diego Ibarra, ascendieron a una inversión que alcanzó los 4500 millones de bolívares. “Está destinada a convertirse en la mayor plaza, plaza de encuentro, y cuenta con 14 mil metros cuadrados” expresó recientemente, Jorge Rodríguez, Alcalde de Caracas.

El acto de inauguración de la Plaza Diego Ibarra, culminó con un despliegue de fuegos artificiales dejando al público asistente impresionado.

Fuente Aaltair